Hemodialisis

Controlar la calidad del agua para diálisis, esencial
La calidad del agua para diálisis es factor de primer orden de la buena práctica de la diálisis,  ya que influye en la morbi-mortalidad de los pacientes, y por tanto, se deben realizar los controles adecuados que eviten problemas de contaminación del agua, de los monitores, del líquido de diálisis , así como los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo de las plantas de producción de agua.
¿Quieres más información?
Cumplimiento normativo
La normativa que regula los requisitos que debe cumplir el agua para ser empleada en hemodiálisis es la UNE EN 111-301-90, que en Labaqua cumplimos gracias a que contamos con los recursos, la tecnología y un personal experimentado en este área. Asimismo, también observamos los estándares de calidad especificados en otras normativas como la Farmacopea europea, la Association for the Advancement of Medical Instrumentation (AAMI) y las recomendaciones de la Guía de Gestión de Calidad del Líquido de Diálisis de la Sociedad Española de Nefrología (SEN).
Detección y cuantificación de endotoxinas
Las endotoxinas, un componente celular de las bacterias Gram negativas que puede provocar problemas de salud si entran en el torrente sanguíneo de los pacientes que están siendo tratados, son un riesgo a evitar. De acuerdo con las recomendaciones técnicas realizadas por distintos organismos, en Labaqua realizamos también detección y cuantificación de endotoxinas, mediante el método cromogénico cinético, bajo la acreditación de ENAC.

Gracias a este método, podemos garantizar que no exista en el líquido de hemodiálisis la presencia de estos restos celulares, incluso en concentraciones extremadamente bajas.
Servicios realacionados
Si te ha interesado este servicio, te recomendamos consultar:
¿Necesitas ayuda?
Hablamos de persona a persona: si tienes alguna duda, contáctanos clicando en el botón de abajo. Estamos a tu disposición.
Contactar